martes, 6 de enero de 2009

Feliz 2009

Las baldosas
rezumaban percursiones espontáneas
y la lluvia
casualmente]
bautizó
un nuevo año,
como quien bautiza
a un anciano
al borde de la sepultura.
Se repartían propósitos
y boletos de lotería
y currículums
y doce sonidos inmundos
parecieron construír
una frontera :
ahora sólo existe
el pasado
y, allá lejos,
el horizonte.
Locos de contento
nadie reparó
en las bocas sonrientes que
seguían siendo las mismas
como los deseos que murmuraban
(los mismos)
masticando el mismo dióxido de carbono
en busca de moléculas de lumbre.
Las miradas desprendían
la misma candidez.
(...)
Y yo preguntando por qué,
y todos
garabateando franjas
en el abismo uniforme del tiempo.





PD: Feliz vuelta a la realidad.

2 comentarios:

lamotta dijo...

Muy bueno, sinceramente. O al menos me ha gustado mucho...
Besos

Jon Jonenjur dijo...

A mi tambien me ha gustado...